viernes, 29 de octubre de 2010

Seguir en vivo la construcción del robert que viajará a marte el próximo año

La NASA tiene un vínculo para seguir la construcción en tiempo real del próximo robert que será lanzado el próximo año, puedes verlo en el siguiente enlace



salu2 a tod@s y Felíz cumpleaños a Milton Alvarenga que estuvo de cumpleaños hace unos días

Mr. Moon.
La vida es un 10% como viene y un 90% como la tomamos.

viernes, 22 de octubre de 2010

Alberto Sánchez, el Santaneco que no quiso ser invisible

Recordé anoche platicando con un Dr. Amigo de Rodrigo Dávila (autor del grillete del elefante), sobre el concepto de invisibilidad que leí en el periódico Colatino, artículo que escribió hace unos años Julio Enrique Posada y en el cual se tipifica el eterno auto-malinchismo que nos infringimos los Salvadoreños, es decir, “El Hombre Invisible”, identifica a todo aquel salvadoreño que ha intentado escapar de lo común, aportando algo diferente a la humanidad, utilizando para ello vehículos tecnológicos o intelectuales. Ante esta situación, existen por alguna razón, “Directivas de Seguridad”, que actuando de manera inmediata, frustran el intento volviendo invisible al involucrado.

Estas Directivas tendrían más o menos la siguiente redacción: “Cualquier salvadoreño que intente lograr notoriedad a través de medios científico-intelectuales, es peligroso, y por tanto debe ser INVISIBILIZADO”.

Desde hace algún tiempo, que manejo la tesis de la invisibilidad, sostenida bajo el argumento de que alguien nos tiene miedo, pues no quieren tener otro Japón u otra Korea en su patio trasero, sin embargo, a medida que pasa el tiempo, ejemplos como los que narraré a continuación, me hacen pensar que no estoy tan perdido.

El ejemplar del día 25 de mayo de 2003 de La Prensa Gráfica, ofrece un artículo muy interesante sobre el matemático, ingeniero y militar del siglo diecinueve, Alberto Sánchez; salvadoreño quien desarrolló una curva que llamó “La Cornoide”, por la figura que semeja dicha curva. Rápidamente revisé mi libro de la Serie Schaum “Manual de Fórmulas y Tablas Matemáticas”, y encontré: La Involuta, la Cicloide, la Cardiode, etc.; pero no encontré la Cornoide por ningún lado. No me extraña que hagamos lo que hagamos, nunca seamos tomados en cuenta.

Somos libres solamente en apariencia, económicamente estamos sujetos a las directivas de la banca internacional. Sin embargo, debemos darnos cuenta de que también estamos sujetos intelectualmente. Cualquier salvadoreño puede ser capaz de hacer cosas muy buenas, pero hasta ahí, no debe pasar de ese punto a riesgo de volverse invisible.

Si lo anterior no l@s convence, veamos el ejemplo del Señor Schindler, personaje que durante la segunda guerra mundial salvó a alrededor de 1,300 judíos a escapar de los Nazis, y por ello, hasta se produjo el film “La Lista de Schindler”; sin embargo, nadie menciona al Coronel Castellanos, celebérrimo personaje a quién nosotros ya dedicamos una entrada en este blog y que pueden leer en la entrada El Schindler salvadoreño, el Coronel Castellanos fué Cónsul de El Salvador en Suiza en la misma época, quien salvó a más de 40,000 judíos; probablemente nunca veamos un film sobre este evento, porque sería peligroso que tomáramos relevancia.

Este es un llamado al despertar de nuestra conciencia, realizando con responsabilidad el esfuerzo necesario para alcanzar el destino que como país merecemos, y no el que otros nos han programado. Procederé sin más, a detallar unos pocos datos biográficos sobre el Dr. Sánchez, oriundo (permítaseme un exceso) de la capital del mundo y sucursal del cielo, de donde es también, éste que escribe.

La Cornoide, curva geométrica descubierta por el Dr. Alberto Sánchez. Su trabajo más relevante como matemático y quizá el mayor aporte salvadoreño al desarrollo de la matemática desde la época de la colonia. Ingeniero, Matemático, Topógrafo, Militar y Político Salvadoreño del siglo XIX, nacido en Santa Ana el 16 de julio de 1864, En 1876, contando con apenas 13 años de edad, Alberto figuró como profesor de una escuela en Chinameca, que su hermano había fundado.

En 1879 es enviado a San Salvador y luego a Santa Ana. En 1880 concluye en la Escuela Pública Superior de Santa Ana, los estudios de primaria con nota sobresaliente. En 1881 aprueba con éxito su primer año de Ciencias y Letras en un colegio privado. Profesor de la Universidad de El Salvador, aceptado en la Academia de Ciencias y Bellas Letras de San Salvador, en Julio de 1888, Vicedecano de la Facultad de Ingeniería en 1888. En marzo de 1891 fue nombrado Director del Observatorio Astronómico y Meteorológico Nacional, en ese entonces dependía de la Universidad Nacional.
Como escribiera Carlos Gregorio López Bernal, licenciado en historia de la Universidad nacional en un escrito que tituló “LA METEOROLOGÍA EN EL SALVADOR (1858-1919) - DE LA CURIOSIDAD Y LA PASIÓN CIENTÍFICA A LA INDIFERENCIA “ hace referencia al Dr. Sánchez de la siguiente manera:

Jorge Lardé y Larín señala que en la segunda mitad de 1891, el doctor Sánchez se dedicó a compilar, preparar y redactar un “Almanaque” con datos astronómicos y meteorológicos referidos a El Salvador y enriquecido con frases célebres, refranes y materiales de otra índole. El 10 de marzo de 1892, el Doctor Esteban Castro, Ministro de Instrucción Pública, decía en la “Memoria” leída ante el Cuerpo Legislativo: “también habéis leído el almanaque para el presente año de 1892, trabajo del mismo Observatorio, por el cual, el Director de este Instituto, el talentoso e ilustrado joven doctor don Alberto Sánchez, se ha hecho acreedor a una mención honrosa, que hago en obsequio de la justicia”.

Como Don Alberto no era escritor para la generalidad, se mofaron de él en un ambiente en que lo original era la pomposidad y el énfasis, aunque hubiera calco visible de otros autores. Ante los esfuerzos del luchador manifestábase la indiferencia de los que se creían de élite, más él no se anonadaba. Encarnecido y befado, se le trato de “Loco”, por los que no eran capaces de comprender sus teorías, menos de suponer que su personalidad estuviera sobre el ambiente cercado de púas.

Cuando su obra fue considerada en Francia, donde por iniciativa de Camilo Flanmarión y M. F. Tisserand, su nombre se incluyó en la lista de los componentes de la Sociedad Matemática Francesa, se dudó. No se abrían ojos para una realidad; pero al darle el nombramiento de Socio Perpetuo de Sociedad Astronómica de Francia, los egoístas respingaron por la sorpresa, Sólo había unos pocos que creían en el valor mental del doctor Sánchez, entre ellos los doctores Darío González, Barberena quien fuera su profesor en la universidad y el primero Gavidia.

Al incorporarlo en calidad de Socio de número de la Sociedad de Geografía y Astronómica de Manchester y por sus conocimientos Socio Fundador de la Sociedad Belga de Astronomía, sin mirar la obra, sin saber de qué se trataba, ni porqué se le conferían tantos títulos, no obstante que por los periódicos se pregonaba su nombre, se dijo: es un sabio, Se debía al reconocimiento de una excepcional inteligencia y para corresponder al talento nutrido de investigaciones matemáticas, sobre todo al descubrimiento de una curva que antes no había sido catalogada, descubrimiento que ha motivado detenidos estudios, en todas partes del Orbe. Esa curva no la vieron o no fue investigada por los genios de la matemática: Laplace, Galileo, Descartes y que el doctor Sánchez al descubrirla le denominó  CORNOIDE. Naturalmente no es literatura de fácil acceso, es para los especializados, es de análisis y de síntesis, con signos, caracteres y formas obscuras, de oscurana cerrada para los que no estén preparados en el ejercicio de la matemática superior.

Helmut Lessmann, autor de uno de los pocos estudios sistemáticos de la historia institucional de la meteorología en El Salvador, señala que fue bajo la dirección de Alberto Sánchez que el Observatorio comenzó a realizar un trabajo serio y productivo, merecedor del reconocimiento internacional. “Se compraron e instalaron los instrumentos meteorológicos básicos recomendados por observatorios europeos y se organizó el servicio de observación. Además, Sánchez publicaba las observaciones meteorológicas a partir de 1892, incluyendo aquellas de los años 1889-1891, hasta 1895.” Señala que se intercambiaban boletines y publicaciones con otros observatorios. Hasta mediados de 1894 la nueva institución ya había recibido en calidad de canje más de 450 publicaciones meteorológicas, astronómicas, geográficas, sismológicas y de otra índole científica. La mayoría (80%) se había recibido de 18 países americanos y 14 europeos. La información más voluminosa vino de México, con 104 ejemplares y de Italia con 61.
Indudablemente que la capacidad científica de Alberto Sánchez y el prestigio que tenía en el ámbito internacional fueron determinantes para que el observatorio tomara impulso durante su gestión. Sin embargo, la política nacional, todavía marcada por el caudillismo autoritario, se interpuso en el desarrollo del observatorio. Sánchez era opositor al general Carlos Ezeta, quien llegó al poder después de derrocar al general Francisco Menéndez en junio de 1890. Durante las fiestas capitalinas de agosto de 1892, Sánchez escribió un folleto burlesco en el que atacaba a Ezeta y después hacerlo circular entre los concurrentes lo entregó personalmente al gobernante quien inmediatamente ordenó arrestarlo. Sánchez logró escapar a Guatemala; allí encontró apoyo y en noviembre del mismo año fue incorporado a la Facultad de Ingeniería de Guatemala. Poco tiempo después fue a Honduras, donde colaboró con la revista “Juventud Hondureña” y contó con la protección del Presidente Policarpo Bonilla.

En los Anales del Observatorio de 1895 que recogía las observaciones del año anterior, Sánchez aparecía de nuevo como director e informaba que se tenían nuevos aparatos, pero señalaba que las observaciones no se habían realizado con la debida regularidad. Motivo de preocupación era la incomprensión que recibía la labor del observatorio. La comisión de hacienda del poder legislativo, buscando reducir los gastos del Estado, propuso suprimir el observatorio. La medida no prosperó, pero evidencia que el ambiente no era muy propicio. Refiriéndose a este punto, Sánchez decía: “Una institución nueva entre nosotros, como es el Observatorio Astronómico y Meteorológico, conocido solo por un pequeño número de personas, es natural que sea visto con indiferencia y que tenga opositores aún entre los hombres que se llaman ilustrados. Muchos dicen que ‘el Observatorio es una oficina de puro adorno’ tan solo porque no produce dinero, y no se fijan en que este Instituto honra al país en el exterior, no porque sus trabajos sean de gran mérito, sino porque se observa que nos ocupamos de estudios científicos de tanta importancia.” El mismo Sánchez, en un tono exaltado, agregaba: “!Qué de obstáculos tiene que experimentar el hombre que procura el bien de la Patria al encontrarse frente a frente del estacionarismo y el retroceso!. Y lo peor de todo es que hay que luchar, no con la gente ignorante en absoluto, sino con la gente que se llama ilustrada; y que forma el peor vulgo para la ciencia.”

El 21 de mayo de 1895 fue aprobado por el gobierno el "Reglamento Interior del Observatorio Nacional" escrito por el Dr. Sánchez. En 1895 descubre una curva que ya había intuido en 1886 y el fruto de sus investigaciones lo da a conocer en un opúsculo que público en la imprenta nacional.

Murió muy joven, a la edad de 32 años, del mismo mal de Becquer y de Leopardi, a causa de la tuberculosis, el 25 de octubre de 1896, pero la incomprensión, como la falta de sentido –aunque fuese mínimo- de lo que el científico valía, le persiguió hasta su sepultura. Se dijo, al suponérsele falto de razón, debido a su aislamiento, tanto por sus estudios como por su enfermedad, que se había sentido “íntima conmiseración por su desgracia”. ¿La desgracia del Saber? La de introducirse a los profundos ya afiebrados abismos de la matemática para sorprender y arrebatar del misterio lo que le dio renombre, a él y a su patria? La desgracia de no haber hecho caso del sañoso viento que soplaba afuera, porque sólo veía el signo de su hallazgo en su cuarto de estudio.

Salu2 a tod@s y felicidades a Joaquín por sus logros obtenidos, que coseches muchos más mi hermano.

Mr. Moon.
La vida es un 10% como viene y  un 90% como la tomamos.

jueves, 21 de octubre de 2010

La ciencia de caminar sobre Fuego


El profesor de física David Willey no utiliza tiza ni fórmulas para encender el interés de sus alumnos en la termodinámica. Simplemente, camina sobre brasas.

“Nada captura tanto la atención de un estudiante como la posibilidad de que pueda matarme a mí mismo”, dijo Willey, quien ya ganó el Premio Presidencial por Excelencia en Enseñanza, en la Universidad de Pittsburgh, Johnstown.

En realidad, Willey ni siquiera transpira un poco, gracias a las propiedades de aislamiento de la madera y a un paso rápido. Y no es el único.

El ritual de caminar sobre el fuego ha existido por miles de años. Los primeros registros de esta práctica datan de los alrededores del 1200 AC. Alrededor de todo el mundo, desde Grecia hasta China, las culturas dejan rastros ardientes de ritos de sanación, iniciación, y prueba de fe. En los EE.UU., las caminatas sobre el fuego se han vuelto populares como un asunto de construcción de espíritu de equipo en las grandes empresas, así como un así llamado remedio de medicina alternativa.

Los senderos tradicionales para caminar sobre el fuego están hechos de madera, a la que se dejó quemar hasta que quedaran las brasas. Estos carbones encendidos pueden alcanzar temperaturas muy altas. La mayoría de las caminatas sobre el fuego se realizan sobre brasas que alcanzan una temperatura de más de 500ºC.

Cierta vez, Willey caminó sobre brasas que superaban los 980ºC.

La gente sobrevive únicamente porque una pequeña cantidad de calor se transfiere de la madera ardiente a las plantas de sus pies.

“Aún cuando haya fuego, la madera no se calienta tanto”, dijo Willey. “Es un conductor muy malo”.

La conducción es una forma en la que el calor puede viajar de un material al otro. Las moléculas en vibración de un material caliente chocan con las moléculas más quietas de un objeto más frío, y le transfieren parte de su energía. La baja conductividad termal de la madera significa que el calor permanece atrapado en las brasas, transfiriéndose en muy poca cantidad hacia los pies.

Una capa de ceniza sobre el ardiente sendero ayuda a aislar aún más el calor de las brasas.

Los que caminan sobre el fuego eligen no hacerlo sobre un hierro caliente por una buena razón. Con sus altos niveles de conductividad, la mayoría de los metales podrían ser caminos mucho más dolorosos.

El mantener un paso rápido también ayuda a evitar las ampollas.

Mientras un pie se apoya sobre las brasas al rojo vivo, el pie opuesto tiene una oportunidad de enfriarse mientras permanece elevado en el aire. La capa protectora de piel muerta de las plantas de los pies y los callos agregan una protección extra.

**
Willey logró el récord a la caminata más larga. El secreto como ya se dijo está en la baja conductividad térmica de la madera: en cada paso el pie absorbe poco calor de las brasas que son malas conductoras del calor y tienen poca energía interna que transmitir; más aún, la capa de cenizas entre el pie y las brasas es un buen aislante térmico. Termodinámica elemental que se puede explicar a alumnos tanto en bachillerato como en la universidad. La cantidad de calor transferida al pie es Q=m c ΔT, donde m es la masa, c el calor específico y ΔT la diferencia de temperatura. Los interesados en más detalles pueden recurrir a su artículo “Fire-walking,” Physics Education 45: 487-493, September 2010. Recomiendo a todos los profesores de termodinámica que le cuenten este secreto a sus alumnos, seguro que a ellos les llamará profundamente la atención.

Fuente www.astroseti.org

Me enteré leyendo http://francisthemulenews.wordpress.com/

Salu2 a tod@s y Felíz cumpleaños a Rodrigo, Blas, y Moises Najera que estarán de cumpleaños este fin de semana

Mr. Moon.
La vida es un 10% como viene y un 90% como la tomamos.

viernes, 15 de octubre de 2010

El Problema Teológico Parte II

Continuando con la entrada El Problema Teológico Parte I  viene la parte II, para mi gusto, la carnita del asunto, ya que abordaremos puntos filosóficos y que son dogma para muchos.



Para no sorpresa, debido a que está fundamentado en tradiciones locales o revelaciones privadas en vez de en evidencias, la Hipótesis de Dios viene en muchas versiones. Los historiadores de la religión reconocen una progresión desde los primitivos animismos tribales, pasando por politeísmos como aquellos de los griegos, los romanos y los normandos, hasta monoteísmos como el Judaísmo y sus derivados, el Cristianismo y el Islam.

El juego de justificaciones de una tesis a través del uso de una cita sacada del texto y del contexto (de la biblia, del tora o del coran) permite que cada cual  utilice los pasajes llamados sagrados a favor de su causa: Hitler justificaba su acción alabando a Jesús cuando éste expulsaba a los mercaderes del Templo, mientras que Martín Luther King legitimaba la no violencia también citando los Evangelios... El Estado de Israel se apoya en la Tora para justificar la colonización de Palestina, los palestinos citan el Corán para expulsarlos por medio del asesinato. Los sofismas y la habilidad dialéctica adquieren formas retorcidas; el gusto por la argumentación basta para ensalzar el vicio y convertir la virtud en oprobio.

Me inclino por la despiadada lectura histórica de los tres libros pretendidamente sagrados. Y por la necesidad de considerar sus consecuencias en la historia de Occidente y del mundo. Las fábulas judías sobre Canaán, las profecías genocidas mosaicas, la perspectiva de un decálogo comunitario, la ley del tallón, el látigo contra los mercaderes del Templo, las parábolas de la guerra y de la espada, la misericordia de un Dios asesino, antisemita e intolerante, constituyen la espíteme monoteísta, a pesar de la prohibición de matar de la Tora, el amor al prójimo de los Evangelios y las mezclas que aparecen aquí y allá en el Corán. Los tres libros sirven más a menudo a la pulsión de muerte, relacionada con la neurosis de la religión de un solo Dios, convertida en religión del Dios único, que a sus prioridades.

Me encanta como lo plantea George Carlin cuando dice:

La religión ha realmente convencido a la gente de que existe un hombre invisible que está viviendo en el cielo—y que vigila todo lo que nosotros hacemos; cada minuto de cada día. Y el hombre invisible tiene una lista especial de diez cosas que él quiere que usted haga. Y si usted no hace ninguna de esas diez cosas; él tiene un lugar especial, lleno de fuego, humo, quemadas, torturas y angustia, adónde él lo enviará a usted a vivir, sufrir, quemarse, sofocarse, gritar y llorar por siempre hasta el final de los tiempos...!Pero él lo ama a usted!
            GEORGE CARLIN

La posibilidad de seleccionar citas a discreción en los tres libros del monoteísmo hubiese podido dar buenos resultados: bastaba con transformar la prohibición deuteronómica de matar en un absoluto universal sin tolerar ninguna excepción, con poner de relieve la teoría evangélica del amor al prójimo, prohibiendo todo lo que contradijera aquel imperativo categórico y con apoyarse por entero en el sura coránico según el cual asesinar a un hombre es equivalente a eliminar a la humanidad entera, para que de pronto las religiones del Libro se volvieran recomendables, benévolas y deseables.

Si los rabinos prohibiesen que se pueda ser judío y asesinar, colonizar y desterrar a pueblos enteros en el nombre de la religión; si los curas condenaran a quien quitase la vida a su prójimo; si el Papa, el primer cristiano, tomase siempre partido por las víctimas, los débiles, los indigentes, los desempleados, los excluidos, los descendientes de la pequeña comunidad de fieles de Cristo; si los califas, los imanes, los ayatolás, los muías y otros dignatarios musulmanes cubrieran de oprobio a los fanáticos de las armas y a los asesinos de judíos, cristianos e infieles; si todos los representantes del Dios único en la Tierra optasen por la paz, el amor y la tolerancia: en primer lugar, lo hubiésemos visto y sabido enseguida, y entonces hubiésemos podido sostener a las religiones en sus premisas, luego contentarnos con condenar el uso que hicieran de ella los malos y los malvados. En lugar de eso, las practican a la inversa, eligen lo peor, y salvo rarísimas excepciones puntuales, singulares y personales, favorecen siempre en la historia a los jefes militares, los soldados brutales, los ejércitos, los guerreros, los violadores, los saqueadores, los criminales de guerra, los torturadores, los genocidas y los dictadores -excepto los comunistas...-, lo más vil y despreciable de la humanidad.

Desde los inicios del nacionalsocialismo hasta la protección de los criminales de guerra del Tercer Reich después de la caída del régimen, a quienes ayudaron a huir a otros países, aparte del silencio de la Iglesia sobre estos asuntos, desde entonces, y aún hoy -incluso la imposibilidad de consultar los archivos sobre este tema en el Vaticano-, el feudo de San Pedro, heredero de Cristo, fue también el de Adolf Hitler y sus secuaces: nazis, fascistas franceses, colaboracionistas, vichyistas, milicianos y otros criminales de guerra.

Los hechos: la Iglesia católica aprobó el rearme de Alemania, yendo en contra del Tratado de Versalles, desde luego, pero también en contra de las enseñanzas de Jesús, en especial, las que celebran la paz, la bondad y el amor al prójimo; la Iglesia católica firmó un acuerdo con Adolf Hitler desde su asunción como canciller en 1933; la Iglesia católica calló sobre el boicot de los comerciantes judíos, no protestó ante la proclamación de las leyes raciales de Nuremberg en 1935, guardó silencio en 1938 cuando ocurrió la Noche de los Cristales; la Iglesia católica entregó su archivo genealógico a los nazis que supieron desde ese momento quiénes eran cristianos, y por lo tanto no judíos; la Iglesia católica reivindicó, en cambio, «el secreto pastoral» para no dar a conocer los nombres de judíos convertidos a la religión de Cristo o casados con cristianos; la Iglesia católica, sostuvo, defendió y apoyó al régimen pro nazi de los ustachis de Ante Pavelic en Croacia; la Iglesia católica absolvió al régimen colaboracionista de Vichy en 1940; la Iglesia católica, aunque estaba al corriente de la política de exterminio iniciada en 1942, no la condenó, ni en privado ni en público, como tampoco dio órdenes a los curas u obispos de censurar ante los fieles al régimen criminal.

Las fuerzas aliadas liberaron Europa, llegaron a Berchtesgaden y descubrieron Auschwitz. ¿Qué hizo el Vaticano? Siguió apoyando al régimen derrotado: la Iglesia católica, a través del cardenal Bertram, mandó decir una misa de réquiem en memoria de Adolf Hitler; la Iglesia católica guardó silencio y no hizo ninguna declaración condenatoria cuando se descubrieron las pilas de cadáveres, las cámaras de gas y los campos de exterminio; la Iglesia católica, más bien, organizó para los nazis sin Führer lo que nunca hizo por ningún judío o víctima del nacionalsocialismo: coordinó la oficina d ubicación de los criminales de guerra fuera de Europa; la Iglesia católica utilizó al Vaticano, expidió papeles sellados con visas y creó una red de monasterios europeos como lugares de escondite para protección de los dignatarios del Reich derrotado; la Iglesia católica incluyó en su jerarquía a personas que habían ocupado cargos importantes en el régimen hitleriano; la Iglesia católica nunca se arrepentirá de nada, puesto que no reconoce oficialmente nada de esto.

De darse algún día el arrepentimiento, habrá que esperar, sin duda, unos cuatro siglos, el tiempo que se necesitó para que un papa reconociera el error de la Iglesia sobre el caso Galileo..., ya que el dogma de la infalibilidad del Papa, proclamado en el primer Concilio Vaticano en 1869-1870 -Pastor Aeternus-, prohibe el cuestionamiemo de la Iglesia, puesto que el soberano pontífice, cuando se expresa o toma una decisión. No lo hace como hombre capaz de equivocarse, sino como representante de Dios en la Tierra, siempre inspirado por el Espíritu Santo, la famosa gracia de asistencia. ¿Debemos llegar a la conclusión, por lo tanto, de que el Espíritu Santo era profundamente nazi? Mientras permanecía en silencio sobre la cuestión nazi durante y después de la guerra, la Iglesia no dejaba de tomar decisiones contra los comunistas. Con respecto al marxismo, el Vaticano dio muestras de un compromiso, de una militancia y de una fuerza que bien nos hubiera gustado verle utilizar para combatir y desacreditar el Reich nazi. Fiel a la tradición de la Iglesia que, por la gracia de Pío IX y Pío X, condenó los derechos del hombre como
contrarios a la enseñanza católica, Pío XII, el famoso Papa, amigo del nacionalsocialismo, excomulgó en masa a los comunistas del mundo entero en 1949. Alegó la colusión de los judíos y el bolchevismo como una de las razones de su decisión.

A modo de información: ningún nacionalsocialista de las bases, ningún nazi del alto mando o miembro del estado mayor del Reich fue excomulgado y ningún grupo fue excluido de la Iglesia por haber enseñado y practicado el racismo, el antisemitismo o por haber hecho funcionar las cámaras de gas. Adolf Hitler no fue excomulgado, y su libro, Mi lucha, nunca formó parte del índice. Recordemos que después de 1924, fecha de publicación de ese libro, el famoso Index Librorum.

Mucho mejor; por supuesto, sería abandonar completamente la promoción de la religión, como fundamento para obtener el estatus de caridad. Los beneficios de esta sociedad serían grandes; especialmente en los Estados Unidos de América, donde las cantidades de dinero exentas de impuestos succionadas por las iglesias, y el pulimento de los talones de los televangelistas ya bien entalonados, 25 alcanzan niveles que con justicia pueden ser descritos como obscenos. El apropiadamente llamado Oral Roberts le dijo una vez a su audiencia televisiva que Dios lo iba a matar a menos que él le diese ocho millones de dólares. Casi increíblemente, funcionó. ¡libre de impuestos! El mismo Roberts todavía es fuerte, como su “Universidad Oral Roberts”, de Tulsa, Oklahoma. Sus edificios; valorados en 250 millones de dólares, fueron directamente comisionados por el mismo Dios con estas palabras: “Levanten a sus estudiantes para que oigan Mi voz, para que vayan donde Mi luz es opaca; donde Mi voz casi no se escucha, y Mi poder de sanación no es conocido, hasta inclusive los más recónditos lugares de la Tierra. El trabajo de ellos excederá al de ustedes, y en esto, yo estoy muy complacido”.

Y nosotros no podemos olvidar a los Coros de Anfitriones Angelicales, organizados en nueve órdenes: Serafines, Querubines, Tronos, Dominaciones, Virtudes, Potestades, Principados, Arcángeles (los jefes de todos los anfitriones) y los simple y llanamente Ángeles, incluyendo a  nuestros amigos más cercanos; los siempre vigilantes ángeles de la guarda. Lo que más me impresiona de la mitología católica es parcialmente su insípida tosquedad; pero mayormente la insustancial despreocupación con la que esta gente fabrica los detalles a medida que avanza. Son simplemente inventados desvergonzadamente.

La más antigua de las tres religiones abrahamicas, y el claro antepasado de las otras dos, es el Judaísmo: originalmente un culto tribal a un solo y ferozmente desagradable Dios, mórbidamente obsesionado con las restricciones sexuales, con el olor de la carne chamuscada, con su propia superioridad sobre los dioses rivales y con la exclusividad de su escogida tribu del desierto.

Durante la ocupación romana de Palestina, el Cristianismo fue fundado por Pablo de Tarsus como una menos inmisericorde secta monoteísta del judaísmo y una menos exclusiva, que miraba más allá de los judíos hacia el resto del mundo. Varios siglos después, Mojámed y sus seguidores se revirtieron hacia el monoteísmo sin concesiones del judío original, pero no a su exclusividad, y fundaron el Islam sobre un nuevo libro sagrado; el Corán añadiendo una poderosa ideología de conquista militar para diseminar la fe.

Anécdotas de tal prejuicio contra los ateos abundan, pero Margaret Downey, de la Freethought Society of Greater Philadelphia (Sociedad del Libre pensamiento de Philadelphia y sus Alrededores) mantiene archivos sistemáticos de tales casos (http://www.fsgp.org/adsn.html). Su base de datos de incidentes; categorizados bajo: comunidad, escuelas, lugar de trabajo, medios de comunicación, familia y gobierno, incluye ejemplos de hostigamiento, pérdida del empleo, expulsiones de la familia, y hasta asesinato. (Un caso especialmente bizarro de un hombre que fue asesinado simplemente porque era ateo es relatado en la circular noticiosa de la Freethought Society of Greater Philadelphia de marzo/abril de 2006. Vea: http://www.fsgp.org/newsletter_2006_0304.pdf y busque abajo: “El Asesinato de Larry Hooper”.)

La evidencia documentada de Downey sobre el odio hacia; y la incomprensión de, los ateos, hace fácil creer que; es de hecho, virtualmente imposible para un ateo honesto, ganar unas elecciones públicas en los Estados Unidos de América. Existen 435 miembros en la Casa de Representantes [la cámara del Congreso estadounidense equivalente a una Cámara de Diputados en Inglaterra] y 100 miembros del Senado. Asumiendo que la mayoría de estos 535 individuos son una muestra de la población educada; es estadísticamente inevitable que un sustancial número de ellos deba ser ateo.

El Dios deísta es ciertamente un mejoramiento por encima del monstruo de la Biblia. Desafortunadamente es escasamente más probable de existir, o nunca existió. En cualquiera de sus formas, la Hipótesis de Dios es innecesaria.

El experimento del gran rezador
Un divertido caso de estudio; si es que no es totalmente patético, es el Experimento del Gran Rezador: ¿Ayuda a recuperar a los pacientes la plegaria que se reza por ellos? Las plegarias son comúnmente rezadas a favor de personas enfermas, tanto en privado, como en lugares formales de  oración. El primo de Darwin; Francis Galton, fue el primero en analizar científicamente, si rezar por las personas era eficaz. Él notó que cada domingo, en iglesias por toda Inglaterra, congregaciones completas rezaban públicamente por la salud de la familia real. ¿No deberían ellos; en consecuencia, ser inusualmente saludables, en comparación con el resto de nosotros, por quienes rezan solamente nuestros seres queridos más cercanos? * Galton se ocupó de eso; y no encontró ninguna diferencia estadística. Su intención, podría, en cualquier caso, haber sido satírica, como cuando él rezó en diferentes parcelas de tierra escogidas al azar para ver si las plantas crecían más rápido (ellas no lo hicieron).

Más recientemente, el físico Russell Stannard (uno de los tres bien conocidos científicos religiosos de Gran Bretaña) ha lanzado su peso sobre una iniciativa; financiada—por supuesto—por la Fundación Templeton, para someter a prueba experimentalmente, la proposición de que rezar por los pacientes enfermos mejora su salud. Tales experimentos; si son hechos apropiadamente, tienen que ser doblemente ciegos, y este estándar fue estrictamente observado. Los pacientes fueron asignados; estrictamente al azar, a un grupo experimental (rezaron por ellos); o a un grupo de control (no rezaron por ellos). No se le permitió, ni a los pacientes, ni a los doctores u otros cuidadores de la salud, ni a los
experimentadores, saber cuales pacientes estaban recibiendo rezos ni cuales no. Los que hicieron los rezos experimentales tenían que conocer los nombres de los individuos por los cuales estaban rezando; de otra forma, ¿qué sentido tendría rezar por ellos a diferencia de por cualquier otro? Pero se tuvo cuidado de decirle a ellos sólo su nombre y la letra inicial de su apellido.

Aparentemente eso era suficiente para capacitar a Dios para que escogiese la correcta cama de hospital.
La mismísima idea de llevar a cabo tales experimentos está abierta a una generosa medida de ridículo, y el proyecto debidamente la recibió. Hasta donde yo se, Bob Newhart no hizo un dibujo sobre esto.

Valientemente, ignorando todas las burlas, el equipo de investigadores cerró filas, para gastar 2,4 millones de dólares del dinero de Templeton, bajo el liderazgo del Dr. Herbert Benson, un cardiólogo del Instituto Mente / Cuerpo, ubicado cerca de Boston. El Dr. Benson fue citado antes en un comunicado de prensa de la Fundación Templeton, como: “creyendo que la evidencia sobre la eficacia de la plegaria intercediente en ambientes médicos está creciendo”.

Confiadamente; entonces, la investigación estaba en buenas manos, improbable de ser echada a perder por vibraciones escépticas. El Dr. Benson y su equipo, monitorizaron a mil ochocientos dos (1.802) pacientes en seis hospitales, todos los cuales recibieron cirugía coronaria de bypass. Los pacientes fueron divididos en tres grupos. El grupo Uno recibió rezos sin saberlo. El grupo Dos (el grupo de control) no recibió rezos y sin saberlo. El grupo Tres recibió rezos y lo sabía. La comparación entre los grupos Uno y Dos examina la eficacia de la plegarias intercedientes. El grupo Tres examina los posibles efectos psicosomáticos de saber que están rezando por uno.

Los rezos fueron hechos por las congregaciones de tres iglesias; una en Minnesota, una en Massachusetts, y una en Missouri; todas distantes de los tres hospitales. A los individuos que rezaban; como fue explicado, les fue dado sólo el nombre y la primera letra del apellido de cada paciente por el que debían rezar. Es una buena práctica experimental estandarizar tan lejos como sea posible; y a ellos, en consecuencia, se les dijo que incluyeran en sus plegarias, la frase: “por una exitosa cirugía con una rápida y saludable recuperación sin complicaciones”

Los resultados; publicados en la revista científica American Heart Journal de abril de 2006, fueron claros. No existió diferencia entre aquellos pacientes por quienes se rezó de los que no recibieron rezos. ¡Qué sorpresa! Existió una diferencia entre aquellos que sabían que se estaba rezando por ellos y los que no sabían si se estaba rezando o no por ellos; pero hacia la dirección equivocada: Aquellos que sabían que eran beneficiarios de los rezos, sufrieron significativamente más complicaciones que aquellos que no sabían que se estaba rezando por ellos. ¿Estaba Dios infligiendo un poco de castigo para mostrar su desaprobación de la totalidad de tan excéntrica empresa? Parece más probable que aquellos pacientes que sabían que se estaba rezando por ellos sufrieron como consecuencia de un estrés adicional: “ansiedad de desempeño”, como dijeron los experimentadores. El Dr. Charles Bethea, uno de los investigadores, dijo: “Puede haberles producido incertidumbre, al hacerles pensar: ¿Estoy tan enfermo que ellos tuvieron que llamar a un equipo de rezadores?”

Otros teólogos se unieron a los escépticos inspirados por NOMA (magisterios que no se traslapan) al contender que estudiar a la plegaria en esta forma es un desperdicio de dinero, porque las influencias sobrenaturales están por definición fuera del alcance de la ciencia. Pero como reconoció correctamente la Fundación Templeton, cuando financió el estudio, el supuesto poder intercesor de la plegaria; está, por lo menos en principio, dentro del alcance de la ciencia. Un experimento doblemente ciego podía ser hecho; y se hizo. Pudo haber tenido un resultado positivo. Y si hubiese sido así...¿Puede usted imaginar siquiera a un solo apologista religioso rechazando ese resultado positivo en base a que la investigación científica no es competente en asuntos religiosos? Por supuesto que no.

No es necesario decir, que los resultados negativos del experimento no sacudirán a los creyentes. Bob Barth, el director espiritual del ministerio de la plegaria de Missouri, quien suministró algunos de los rezadores experimentales, dijo: “Una persona de fe diría que el estudio es interesante, pero nosotros hemos estado rezando por un largo tiempo, y hemos visto funcionar a la plegaria; nosotros sabemos que funciona, y la investigación sobre la plegaria y la espiritualidad, apenas está comenzando”.

Evolución versus creación
Hay ríos de tinta escrito sobre esto, me limitaré a 2 cosas, primero, invitar nuevamente al(a) amable lector(a) a que lea los libros de Richard Dawkins sobre todo, "El espejismo de Dios" y 2 a tomar un párrafo sobre este tema de ese libro

el filósofo Michael Ruse

Nosotros los que amamos la ciencia estamos obligados a darnos cuenta que el enemigo de nuestros enemigos es nuestro amigo. Demasiado a menudo, los evolucionistas gastan tiempo insultando a nuestros potenciales aliados. Esto es especialmente cierto en el caso de los evolucionistas seculares. Los ateos pasan más tiempo insultando a cristianos considerados que el que invierten en contrarrestar a los creacionistas. Cuando el Papa Juan Pablo II escribió una carta apoyando al Darwinismo, la respuesta de Richard Dawkins fue simplemente que el papa era un hipócrita, que él no podía ser genuino sobre la ciencia, y que el mismo Dawkins simplemente prefería a un fundamentalista honesto.

el geneticista Jerry Coyne, quien escribió que Ruse: Fracasa en entender la naturaleza del conflicto. No es simplemente evolución versus creacionismo. Para los científicos como Dawkins y Wilson [E. O. Wilson, el celebrado biólogo de Harvard] la guerra real es entre el racionalismo y la superstición. La ciencia es sólo una forma de racionalismo, mientras que la religión es la forma más común de superstición. El creacionismo es sólo un síntoma de lo que ellos ven como el mayor enemigo: la religión. Mientras la religión puede existir sin el creacionismo, el creacionismo no puede existir sin la religión

El Argumento ontológico
El argumento ontológico, propuesto por San Anselmo de Canterbury en 1078 y reafirmado en diferentes formas por numerosos filósofos desde entonces. Es una reducción al absurdo, que es un método válido, si se lo aplica bien, he aquí el razonamiento:

Es posible concebir; dijo Anselmo, a un ser del que nada más grande puede ser concebido. Hasta un ateo puede concebir un ser tan superlativo; aunque él negaría su existencia en el mundo real. Pero; sigue el
argumento, un ser que no existe en el mundo real es; por ese mismísimo hecho, menos que perfecto. En consecuencia, tenemos una contradicción y; ¡Hey, presto, Dios existe!

Las refutaciones más definitivas del argumento ontológico son usualmente atribuidas a los filósofos David Hume (1711-1776) e Immanuel Kant (1724-1804). Kant identificó la carta oculta en la manga de Anselmo como su resbalosa asunción de que la “existencia” es más “perfecta” que la no-existencia El filósofo estadounidense Norman Malcolm lo dijo de esta forma: “La doctrina de que la existencia es una perfección es marcadamente cuestionable. Tiene sentido; y es cierto, decir que mi futura casa será una mejor si es hermética que si no lo es; pero ¿Qué significaría decir que será una mejor casa si existe en vez de no existir?. Otro filósofo, el australiano Douglas Gaskin, hizo el punto con su irónica “prueba” de que Dios no existe (El contemporáneo de Anselmo; Gaunilo, había sugerido una reductio de alguna manera similar).

1. La creación del mundo es el más maravilloso logro imaginable.
2. El mérito de un logro es el producto de (a) su calidad intrínseca, y (b) la capacidad de su creador.
3. Mientras mayor sea la incapacidad (o invalidez) del creador, más impresionante será su logro.
4. La más formidable invalidez de un creador sería su no existencia.
5. En consecuencia, si suponemos que el universo es el producto de un creador existente, nosotros podemos concebir un ser más grandioso—específicamente—uno que creó todo mientras no existía.
6. Un Dios existente; en consecuencia, no sería un ser más grandioso que aquél sobre el cual uno más grandioso no puede ser concebido; porque un increíble creador sería un Dios que no existiese.
Luego
Ergo:
7. Dios no existe.

Claro que Gaskin no probó realmente que Dios no existía. Y por las mismas razones, Anselmo no probó que sí existía. La única diferencia es; que Gaskin estaba siendo chistoso adrede. Como él se dio cuenta; la existencia o no existencia de Dios es una pregunta demasiado grande para ser decidida por la “prestidigitación dialéctica”.

El Argumento de la Experiencia Personal
Este argumento basado en la experiencia personal es el más convincente para aquellos que afirman haberla tenido. Pero es el menos convincente para todos los demás; y para cualquiera que sea conocedor sobre sicología.

¿Usted dice que ha experimentado a Dios directamente? Bien, algunas personas han experimentado a un elefante rosado; pero eso probablemente no lo impresiona a usted. Peter Sutcliffe, el destripador de Yorkshire, claramente escuchaba la voz de Jesús diciéndole a él que asesinara mujeres; y fue encerrado de por vida. George W. Bush dice que Dios le dijo a él que invadiese a Irak (es una lástima que Dios no le concediese a él una revelación de que no existían armas de destrucción masiva). Individuos en asilos piensan que son Napoleón o Charlie Chaplin; o que todo el mundo está conspirando en su contra; o que ellos pueden transmitir sus pensamientos hasta el interior de las cabezas de otra gente. Nosotros hacemos chistes sobre ellos, pero no tomamos en serio sus verdades internamente reveladas, mayormente porque no mucha gente las comparte. Las experiencias religiosas son diferentes sólo en que las personas que afirman haberlas tenido, son numerosas. Sam Harris no estaba siendo totalmente cínico cuando escribió en The End of Faith (El Fin de la Fe), lo siguiente:

Nosotros tenemos nombres para las personas que tienen muchas creencias para las cuales no existe justificación racional. Cuándo sus creencias son extremadamente comunes, las llamamos “religiosas”; de otra manera, probablemente se las llame a ellas: “loco”, “sicótico” o “delusional”...Claramente, existe la sanidad mental en cantidades. Pero aún así, es meramente un accidente de la historia que es considerado normal en nuestra sociedad, creer que el Creador del universo puede escuchar nuestros pensamientos; mientras que es demostrativo de enfermedad mental creer que él se está comunicando con usted haciendo que la lluvia golpee la ventana de su cuarto, usando la Clave Morse. Y así, mientras las personas religiosas no están generalmente locas, sus principales creencias absolutamente lo son.

El cerebro interpreta lo que los sensores le envían que pueden no describir a perfección la realidad, y se da la interpretación del cerebro.

Una clase mayor de ilusiones; de las cuales el Cubo de Necker es un ejemplo, surgen porque los datos sensoriales que recibe el cerebro son compatibles con dos modelos alternativos de la realidad. Al no tener el cerebro ninguna base para escoger entre ellos, alterna, y nosotros experimentamos una serie de cambios de un modelo interno al otro. La fotografía que estamos viendo; parece, casi literalmente, voltearse para convertirse en otra.
Fije su vista en el punto rojo de este Cubo de Necker para que lo compruebe

Los niños que tienen “amigos imaginarios” algunas veces los ven claramente; exactamente como si fuesen reales. Si somos impresionables, no reconocemos a la alucinación o sueño lúcido por lo que es, y afirmamos haber visto u oído a un fantasma; o a un ángel; o Dios; o—especialmente si sucede que somos
jóvenes, hembras y católicos—a la Virgen María. Tales visiones y manifestaciones, ciertamente no son buenas bases para creer que los fantasmas, ángeles, dioses, o vírgenes, realmente están allí.

Visiones en masa, como el reporte de que setenta mil peregrinos de Fátima; en Portugal, vieron en 1917, al sol “desprenderse del cielo y estrellarse sobre una multitud”, son más difíciles de descartar. No es fácil explicar como setenta mil personas pudiesen haber compartido la misma alucinación. Pero es aún más difícil aceptar que eso realmente ocurrió, sin que el resto del mundo —fuera de Fátima—no lo viese también; y no sólo también verlo, sino sentirlo como la catastrófica destrucción del sistema solar, incluyendo fuerzas de aceleración suficientes para succionar a todas las personas hacia el espacio. Irresistiblemente, viene a la mente, la prueba precisa para los milagros de David Hume: “Ningún testimonio es suficiente para establecer un milagro; a menos que, el testimonio sea de tal naturaleza, que su falsedad sería más milagrosa que el hecho que trata de establecer”.

Si usted ha tenido tales experiencias, usted podría muy bien hallarse creyendo firmemente que eran reales; especialmente si tenemos la más ligera de las familiaridades con el cerebro y su poderoso funcionamiento.

El Argumento de Las Escrituras
La evidencia histórica de que Jesús afirmaba poseer una especie de estatus divino es mínima. Pero hasta si esa evidencia fuese buena, el trilema en oferta sería risiblemente inadecuado. Una cuarta posibilidad; demasiada obvia para necesitar ser mencionada, es que Jesús estuviese honestamente equivocado. Abundantes personas lo están. En cualquier caso; como dije, no existe una buena evidencia histórica de que él pensara alguna vez, que fuese divino.

El hecho de que algo esté escrito es persuasivo para las personas no acostumbradas a preguntar: “¿Quién lo escribió; y cuándo? ¿Cómo sabían ellos qué escribir? ¿Querían ellos; en su época, decir, lo que nosotros entendemos en nuestra época que significa lo que ellos estaban diciendo? ¿Eran ellos observadores imparciales, o tenían una agenda que coloreaba sus escritos?”

Desde el siglo diecinueve, los académicos de la teología, han construido un abrumador caso que afirma que los evangelios no son relatos confiables sobre lo que sucedió en la historia del mundo real. Todos fueron escritos mucho tiempo después de la muerte de Jesús; y también después de las Epístolas de Pablo, que no mencionan casi ninguno de los supuestos hechos de la vida de Jesús. Todos fueron a menudo, copiados y recopiados; a través de muchas diferentes “Generaciones de Susurros Chinos”. por escribas falibles que; en cualquier caso, tenían sus propias agendas religiosas.

Mateo y Lucas manejan el problema diferentemente, decidiendo que Jesús debe obligatoriamente haber nacido en Belén; después de todo. Pero ellos lo llevan a él allí por diferentes rutas. Mateo tiene a María y a José todo el tiempo en Belén; moviéndose hacia Nazaret sólo mucho tiempo después del nacimiento de Jesús, en su regreso a Egipto, donde ellos huyeron  del Rey Herodes y de la masacre de los inocentes.

Lucas; en contraste, reconoce que María y José vivían en Nazaret antes de que naciese Jesús. Así que, ¿Cómo llevarlos a ellos hasta Belén en el momento crucial para que se cumpla la profecía? Lucas dice que; en los tiempos cuando Cirenio era gobernador de Siria, César Augusto decretó un censo para propósitos de impuestos, y todos tenían que ir “a su propia ciudad”.

José era “de la casa y familia de David” y en consecuencia, él tuvo que ir a la “ciudad de David, que se llama Belén”. Eso pudo haber parecido como una buena solución. Excepto que históricamente es un completo sin sentido, como A. N. Wilson; en su libro, Jesús, y Robin Lane Fox, en su libro La Versión No Autorizada (entre otros), han señalado. David; si es que él existió, vivió cerca de mil años antes que María y Jesús. ¿Porqué en la Tierra habrían los romanos requerido que José fuese a la ciudad donde un antepasado remoto había vivido hacía un milenio?

Es como si yo fuese obligado a especificar en la planilla del censo; digamos, que Ashby-de-la-Zouch es mi pueblo natal; si sucediese que yo pudiese rastrear mi árbol genealógico hasta el Seigneur de Dakeyne, quien vino con Hernán Cortéz el Conquistador y se estableció allí. Además, Lucas escoñeta (sic: screws up) sus fechas, al no tener tacto al mencionar eventos que los historiadores son capaces de chequear independientemente. Hubo de hecho un censo bajo el Gobernador Cirenio—un censo local; no uno decretado por César Augusto para todo el imperio —pero sucedió muy tarde: en el siglo seis de la era actual, mucho después de la muerte de Herodes. Lane Fox concluye que: “La historia de Lucas, es históricamente imposible e internamente incoherente”, pero él es considerado con el ruego de Lucas y su deseo de cumplir la profecía de Miqueas.

En el ejemplar de diciembre de 2004 de Free Inquiry, Tom Flynn, el editor de esa excelente revista, ensambla una colección de artículos que documentan las contradicciones y huecos vacíos en la bien amada historia de la Navidad. El mismo Flynn hace una lista de las muchas contradicciones entre Mateo y Lucas; los únicos dos evangelistas que hablan del nacimiento de Jesús. (Tom Flynn, “Matthew vs. Luke” (“Mateo versus Lucas”), Free Inquiry, 25: 1, 2004, 34-35; Robert Gillooly, “Shedding light on the light of the world”, (“Alumbrando a la luz del mundo”), Free Inquiry, 25: 1, (2004), 27-30.)

Los cuatro evangelios que lograron entrar en el canon oficial; fueron escogidos; más o menos arbitrariamente, de entre una muestra mayor de por lo menos una docena que incluye a los Evangelios de Tomás, Pedro, Nicodemo, Felipe, Bartolomé y María Magdalena. (que deberían ser leidos por los cristianos, pero que por un consejo eclesiástico han sido ocultados o por lo menos no les conceden la misma iluminación, deberían ser los cristianos quienes juzguen por si mismos.)

Los evangelios que no lo lograron, fueron omitidos por aquellos eclesiásticos, quizás porque incluían relatos que eran aún más embarazosamente no plausibles que los contenidos en los cuatro canónicos. El Evangelio de Tomás; por ejemplo, tiene numerosas anécdotas sobre el niño Jesús abusando de sus poderes mágicos en la forma en que lo haría un hada malvada, transformando impíamente en cabras, a sus compañeros de juego; o convirtiendo al barro en pinzones, o ayudando a su padre con la carpintería milagrosamente alargando un trozo de madera.

Un paréntesis,
A. N. Wilson; en su biografía de Jesús, expresa dudas sobre el relato de que José fuese un carpintero. La palabra griega tekton de hecho significa carpintero, pero fue traducida desde la palabra aramea naggar, que podía significar artesano u hombre estudiado. Esta es una de las traducciones equivocadas constructivas que atormentan a la Biblia; la más famosa de ellas es la equivocada traducción de Isaías de la palabra hebrea para joven mujer (almah ) en la palabra griega para virgen ( parthenos ). Un error fácil de cometer (piense en las palabras inglesas “ maid ” [criada] y “ maiden ” [muchacha o mujer soltera] para que vea cómo pudo haber ocurrido). Este resbalón del traductor bíblico iba a ser salvajemente inflado para dar lugar a toda la absurda leyenda de que ¡la madre de Jesús fue una virgen!. El único competidor por el título de traducción equivocada constructiva de todos los tiempos también está relacionado con las vírgenes. Ibn Warraq, ha argumentado chistosamente que en la famosa promesa de setenta y dos vírgenes para cada mártir musulmán, “vírgenes” es la traducción equivocada de “pasas blancas de claridad cristalina”. Ahora, si eso hubiese sido mejor conocido, ¿Cuántas víctimas inocentes de misiones suicidas pudieron haber sido salvadas? (Ibn Warraq, “¿Vírgenes? ¿Cuáles Vírgenes?”, Free Inquiry, 26:1, 2006, 45-46).

Sería dicho que nadie cree crudos relatos de milagros como esos del Evangelio de Tomás. Pero no existe ni más, ni menos, razón para creer los cuatro evangelios canónicos. Todos tienen el estatus de leyenda, tan dudosamente fácticos como los relatos sobre el Rey Arturo y sus Caballeros de la Mesa Redonda.

La mayor porción de lo que es compartido por los cuatro evangelios canónicos es derivado de una fuente común; ya sea el evangelio de Marcos o una obra perdida de la cual Marcos es el más antiguo descendiente existente. Nadie sabe quienes fueron los cuatro evangelistas; pero ellos casi ciertamente, nunca conocieron a Jesús personalmente.

Mucho de ello no pretendía ser historia sino más bien, libro de vida para cumplir las profecías, Aunque Jesús; probablemente existió, reputados académicos bíblicos no consideran generalmente al Nuevo Testamento (y obviamente tampoco al Viejo Testamento), como un registro confiable de lo que realmente ocurrió en la historia, y no consideraré más a la Biblia como evidencia de ningún tipo de deidad. En las visionarias palabras de Thomas Jefferson, escribiendo a su predecesor John Adams, “Llegará el día cuando la mística generación de Jesús, con el Ser Supremo como su Padre, en el vientre de una virgen, será clasificada como la fábula de la generación de Minerva en el cerebro de Júpiter”.

La novela de Dan Brown, El Código Da Vinci, y la película hecha a partir de ésta, están levantando una enorme controversia en círculos eclesiásticos. Los cristianos son exhortados a boicotear la película y a manifestar frente a los cines, para demostrarlo. De hecho; es una fabricación de comienzo a fin: inventada; ficción producida. En ese aspecto, es exactamente igual a los evangelios. La única diferencia entre El Código Da Vinci y los evangelios, es que los evangelios son una ficción de la antigüedad mientras que El Código Da Vinci es una ficción moderna.

Diferentes investigadores miden las cosas en formas diferentes; así que es difícil comparar a los diferentes estudios entre sí. Meta-análisis es la técnica mediante la cual un investigador observa a todos los trabajos de investigación que han sido publicados sobre un tópico; y cuenta el número de ellos que hayan concluido sobre algo en específico versus el número de ellos que han concluido sobre algo diferente. En las cifras de religión versus coeficiente de inteligencia; el único meta-análisis que conozco, fue publicado por Paul Bell en Mensa Magazine en 2002 (Mensa es la sociedad de los individuos con un elevado coeficiente de inteligencia, y para ninguna sorpresa, su revista incluye artículos sobre el tema que los une). Bell concluyó: “de las 43 investigaciones llevadas a cabo desde 1927 sobre la relación entre creencia religiosa y/o nivel de educación, todas menos cuatro hallaron una conexión inversa. Eso es, mientras más elevada sea la inteligencia o el nivel educacional de uno, lo menos probable es que uno sea religioso o mantenga “creencias de cualquier tipo”, esto no descalifica claro a las personas que carecen de estudios, pero estipula la delgada línea roja (como el tema de la película de guerra) entre los que se tragan la píldora de la religión y los que no, o en el peor de los casos, concluyen inexorablemente luego de analizar las evidencias, que las creencias de sus padres y que posiblemente le fueron legadas, son falsas.

Salu2 a tod@s y Felíz cumpleaños a Vicky que cumplirá años en estos días

Mr. Moon.
La vida es un 10% como viene yun 90% como la tomamos.






jueves, 14 de octubre de 2010

Estimado Político

un post largo, pero que vale la pena, reproduzco tal cual y me parece genial, le ruego amable lector(a) que haga el esfuerzo de leerlo completo, no se arrepentirá

Estimado político,

Me dirijo a usted en su calidad de persona que toma decisiones de gobierno para su país y para sus habitantes.

A efectos de esta carta, da igual si ganó unas elecciones democráticas u obtuvo su puesto mediante alguna irregularidad electoral, por herencia, golpe de estado o cualquier otro procedimiento. También da igual si es o dice ser de derecha o de izquierda, o si alimenta la fantasía del “centro” ideológico; si es hombre o mujer, heterosexual, homosexual, bisexual, polisexual o asexuado. Resulta irrelevante también si actúa buscando beneficiar a sus conciudadanos o simplemente pretende su beneficio personal. Y no tiene ninguna importancia si usted es honrado o pillastre, o si trabaja de presidente, primer ministro, presidente de gobierno, caudillo, premier, diputado, senador, gobernador, presidente de provincia o comunidad autónoma, asambleísta, congresista, presidente municipal, edil, concejal, o en cualquier otra posición de responsabilidad en la toma de decisiones.

Sólo quiero que mire bien lo que hay a su alrededor, que a veces lo obvio se nos pasa de noche, y lo evalúe cuando deba tomar decisiones en el futuro, sobre todo si implican ciertas palabras extrañas, desusadas o en apariencia poco relevantes en la vida diaria. Que valore que aunque las palabras suenen ajenas, los conceptos que transmiten no lo son.

Piense usted en lo que ocurre en la mañana, cuando se levanta. Seguramente tiene usted un lecho limpio y razonablemente cómodo, sea modesto u opulento. La gran mayoría de los dirigentes a lo largo de toda la historia de la humanidad han dormido en condiciones mucho menos deseables que las suyas, acompañados de chinches, pulgas y piojos, ya en el catre de Alejandro Magno, en las mullidas camas de plumón de ganso de Enrique VIII o en el lecho presidencial de Abraham Lincoln.

Como hemos descubierto que estos parásitos no sólo son repugnantes y nos causan picores, sino que transmiten graves enfermedades, los hemos expulsado de nuestros dormitorios. La pulga fue responsable de la peste negra que acabó con entre 1/3 y 1/2 de la población europea en el siglo XIV. Los piojos transmiten enfermedades microbianas y nos pueden inocular desagradables gusanos parásitos. Las chinches provocan poco estéticas erupciones de la piel y graves infecciones.

Por eso se limpia su casa, se airea la ropa de cama y se lava con jabones y detergentes que alejan a los parásitos. Por eso usted se baña, quizás diariamente. Y por eso está libre de muchas enfermedades… y de picores incómodos.

Todo esto lo descubrieron los científicos, haciendo una cosa que se llama ciencia en variedades tan raras como la entomología,la epidemiología, la microbiología y otras palabras así.

Usted se asea, se viste y desayuna. Quizás no sabe que las máquinas que han tejido la tela de su ropa están estrechamente relacionadas con la informática: los sistemas automatizados que se empezaron a usar para obtener tejidos complejos son ancestros de los que se utilizan para programar su teléfono móvil o celular, su ordenador o computadora, y el ordenador o computadora que se usa para controlar sus vuelos en avión y garantizarle todos y cada uno de los despegues, recorridos y aterrizajes de los que ha disfrutado en su vida.

Todos estos dispositivos están construidos sobre principios científicos de nombres como cibernética, robótica, microelectrónica, mecánica de fluidos, aerodinámica, etc. Cuando esos principios se ponen en práctica mediante la ingeniería, hablamos de tecnología. Sin ciencia no hay tecnología… ni sus beneficios.

Lo que usted desayuna no es menos importante. Usted confía razonablemente que sus alimentos no transmiten enfermedades y no tienen sustancias nocivas, además de que puede ver que son económicamente accesibles debido a que existe la agricultura tecnológica y disciplinas como la botánica y la zoología, gracias a que sabemos algo sobre la composición química y el funcionamiento de los seres vivos, su desarrollo, sus relaciones (ecológicas, imagínese) con otros seres vivos, su fisiología y su genética y demás. Y utilizamos eso para producir, transportar y comercializar los productos, y también para analizarlos y certificar que son aptos para el consumo humano. Cuando usted se come un plato de huevos con tocino (o bacon, o panceta) y un vaso de leche, tiene una seguridad razonable de que no se está alimentando con un mortal cóctel de salmonela y triquina aligerado con un vaso de fiebre aftosa.

Todo eso es ciencia, pero con palabras cotidianas: cama, camisa, huevos con tocino, leche, avión, viaje. La ciencia es un sistema probado para obtener conocimientos fiables, un sistema al alcance de todos. Bástele saber eso: funciona, es fiable, no es secreta, conviene.

Seguramente ha tenido problemas de salud, pero sabe que usted y los suyos tienen probabilidades de vivir hasta bien pasados los 70 años. Esto le puede parecer natural, pero no lo era en el pasado. En el siglo XVIII, que no es precisamente la prehistoria, la expectativa de vida era de 35 años. Y no porque todos murieran a los 35, claro, sino por la gran mortalidad infantil, tanta que si usted no es demasiado joven recordará cuando se decía que alguien había tenido tantos hijos y “le habían vivido” tantos. Y luego vivir más de 50 años era igualmente poco frecuente. A los 70 llegaban muy, muy pocos.

Esto se debe a que hoy existen conceptos y productos que no había en el siglo XVIII: asepsia, vacunas, antibióticos, anestésicos, analgésicos, conocimientos de nutrición, etc. Todas esas cosas logradas mediante investigaciones científicas, corroboradas y perfeccionadas continuamente.

Seguramente le han dicho que ciertas “medicinas” antiguas curan ciertas afecciones. No deja de ser raro que no las curaran antes, y que fuera necesario que se desarrollara la medicina basada en evidencias, ésa que llamamos “medicina científica”, para curarlas. La viruela era tan común en China como en la India y en Europa, por más yerbas y agujas que usaran, hasta que la medicina científica enfrentó el problema. Hoy no tenemos miedo a la viruela, la erradicamos en 1977 gracias a la ciencia, a cosas como la virología, la inmunología, la bioquímica y otras disciplinas de nombres raros.

Pero tampoco curaban -ni curan- las enfermedades que la medicina científica aún no sabe curar. Por ello, como sociedad –y como individuos– es más inteligente apostar por la muy joven y muy exitosa medicina científica, que avanza todos los días y que puede demostrar sus logros durante los últimos 150 años, para llegar a curar esas enfermedades que hoy aún son un azote, y no por quienes no han conseguido ningún logro relevante durante siglos o milenios.

De hecho, si usted sufre en el gobierno problemas como “el envejecimiento de la población”, es porque los seres humanos de la era científica viven más años y con mejor calidad que los de tiempos y lugares no científicos. Y eso lo goza usted, probablemente con de válvulas cardiacas nuevas, insulina para la diabetes, alguna cadera nueva, un antihipertensivo que le alarga la vida a su corazón y quizá hasta una coqueta liposucción.

Todo eso es ciencia.

Le daré un solo ejemplo más para no agobiarlo con detalles abigarrados: Todo.

Todo lo que usted tiene, vive y disfruta, es resultado de la ciencia. Las edificaciones de su vivienda, oficinas y demás no se caen porque han sido construidos sabiendo científicamente la resistencia y capacidad de los materiales de construcción que vemos funcionar bien día a día, todos los días. Su automóvil. La gasolina que lo mueve. Sus teléfonos. Sus gafas (hijas de los estudios de óptica de Newton). La celdilla fotoeléctrica que impide que el ascensor o elevador se le cierre en las narices (gracias a un principio descubierto por Einstein). El ascensor. La luz del ascensor. Radio y televisión. Bolígrafos e instrumentos de acero. Papel y gomina para el pelo. Latas de anchoas y el láser de su lector de DVD o el que se usó para alinear el túnel del metro (ese láser que decían que no servía para nada). Su reloj y su GPS. La cinta adhesiva y los caramelos para el aliento. La cámara de fotos o de vídeo con que inmortaliza a su familia. Todo, todo es resultado de la ciencia y nada de la pseudociencia, la superstición o la falta de recursos para avanzar. Todo se ha logrado gracias a que algunos seres humanos especialmente curiosos se dedican a averiguar cómo funcionan las cosas, qué leyes las rigen y cómo podemos usarlas y mejorarlas en nuestro beneficio. En el de usted, principalmente.

Porque, verá usted, hay un problema.

Algunas veces parece que los logros y conocimientos de la ciencia son tan abrumadores que ya lo sabemos todo. (Paradójicamente, hay vendedores de miedo al conocimiento y de cierta visión pastoril y ñoña de un pasado que nunca existió, que dicen que la ciencia no sabe nada.)

Pues no, no lo sabemos todo. Ni mucho menos. Sabemos muchas, muchísimas cosas, más cada día… pero son muy poco comparadas con todo lo que nos queda por saber. La ciencia tiene esa peculiar característica: cuando responde una pregunta provoca muchas otras. Como si al conseguir abrir una puerta entráramos a una habitación donde hay otras veinte o más puertas que hay que abrir, con distintas cerraduras, cada una más compleja que la otra.

Para vivir mejor, para que sus conciudadanos vivan mejor, qué caramba, para que usted y sus hijos y sus nietos vivan mejor, más tiempo, con menos incomodidad, más felices y tranquilos, la ciencia debe seguir desarrollándose, aprendiendo, planteándose preguntas difíciles. Esto necesita no sólo investigación, sino recursos y voluntad para formar científicos, para que más jóvenes estudien carreras científicas en mejores condiciones, con mejores profesores y laboratorios, para que los medios informen de modo correcto sobre qué es la ciencia, y para que florezcan disciplinas con nombres que nos pueden sonar raros pero que significan camas, ropa, jabón, teléfonos, caderas, desayunos y películas 3D en DVD.

Entiendo que es muy seductora la idea de complacer a sus electores otorgando financiamiento público a prácticas supuestamente curativas (digamos, por decir, la homeopatía o la acupuntura) que nadie ha demostrado que funcionen y que además contravienen cuanto sabemos (cosas que funcionan y se llaman química, fisiología, física y así). La gente las quiere, y usted sabe que si uno les da lo que quieren, votan por uno, lo cual no está del todo mal. Igualmente es seductor prohibir cosas que unos señores muy escandalosos aseguran que son dañinas y peligrosas (digamos, por decir, los teléfonos móviles o las vacunas) para que voten por nosotros o al menos nos aplaudan mucho y dejen de estar molestando, lo que siempre es agradable. Pero esa seducción tiene su precio.

Los escasos recursos del estado (y no importa si su país es pequeño y pobre o grande y económicamente poderoso, los recursos del estado siempre son escasos) que se desvíen de la ciencia hacia otras actividades más cercanas a la magia acaban redundando en perjuicio de todos, especialmente de usted mismo y de su cómoda supervivencia futura. No apoyar a Jonas Salk en 1955 durante la epidemia de poliomielitis de Estados Unidos, por ejemplo, podría haber significado que sus hijos (los de usted, no los de Salk) hubieran sufrido la enfermedad. O usted mismo. Y entonces la cama, el desayuno, el vuelo y el trabajo de toma de decisiones de gobierno sería bastante menos amable. Sin piernas, imagínese. O conectado de por vida a un respirador. O muerto, que no es una buena situación para disfrutar de la vida como es debido.

La ciencia es fundamental y promover su desarrollo, su conocimiento, su presencia y su reconocimiento, es tema de la más elemental justicia. No debe dejarse sólo en manos de la libre empresa (que usted, sea de izquierda o de derecha, me da igual, sabe que no es muy de fiar), sino que debe ser parte de cualquier política de gobierno a cualquier nivel. Lo contrario, desproteger a la ciencia o, peor aún, promover la anticiencia, la charlatanería, la brujería, el esoterismo y la superstición, es una injusticia para toda la sociedad y, sobre todo, para usted.

Y no me refiero sólo a la justicia básica que implica el que su pueblo (pobre o rico) reciba información real y no engaños. Ni a la justicia que implica el no premiar a embusteros sino a la gente que en realidad trabaja. Se trata de la justicia de no privarlos a usted y los suyos de lo que puede ofrecer la ciencia: triunfos aún mayores contra el cáncer (que ya mata muchas menos personas que en el pasado), contra la diabetes, contra el Alzheimer, contra la caries… viajes turísticos al espacio, mejores consolas de juegos, televisión en tres dimensiones. Todo lo que nos da el conocimiento ante la ausencia de aportaciones (salvo endulzarnos la oreja) que ofrece la superstición.

Hágase justicia, pues, señor político. La ciencia es fundamental y hacerla crecer entre toda la sociedad es benéfico, redituable y de gran importancia para tener una existencia mejor. Sí, para todos nosotros, para sus electores, súbditos, ciudadanos, vasallos o compatriotas, sí. Pero sobre todo para usted.

La próxima vez que tenga que tomar decisiones sobre ciencia, piense en su lecho, su ropa, sus vuelos, su teléfono, su ascensor, sus gafas, sus hijos vivos y sanos.

Nada más.

Atentamente,
Mauricio-José Schwarz

Salu2 a tod@s y Felíz cumpleaños a mi prima Topo (ahh que buenos recuerdos de infancia tengo contigo y tu familia mi querida prima), que estuvo de cumpleaños hace un par de días.

Mr. Moon.
La vida es un 10% como viene y un 90% como la tomamos.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Se acerca un cometa

Según anuncia SpaceWeather.com, el cometa verde 103P/Hartley 2 se está aproximando a la Tierra para un acercamiento máximo el 20 de octubre. En este momento el cometa estará a sólo 11 millones de millas de la Tierra y será debilmente visible para el ojo desnudo en lugares con cielos oscuros. Ya se ve estupendamente mediante pequeños telescopios domésticos.
Una posterior actualización de la noticia comenta que varios observadores han notificado que el cometa ha alcanzado el umbral de visibilidad a simple vista. “He podido ver el cometa la pasada noche con un cielo extremadamente oscuro y trasparente” dijo Kevin Koski de Cascade, Wisconsin. El observador veterano Mike Holloway de Van Buren, Arkansas, añade que “el cometa es prácticamente visible el 2 de octubre en visión periférica”. Las próximas noches, se hace una llamada a los usuarios de telescipios a que separen sus ojos de las ópticas e intenten verlo.


Dos semanas después de que el cometa tenga su aproximación máxima con la Tierra, la NASA tendrá un encuentro con él. La nave EPOXI, antes conocida como Deep Impact), esta volando ahora hacia el cometa, y el 4 de noviembre pasará a 435 millas del nucleo activo del cometa. El encuentro marcará la quinta vez en la historia que una nave espacial ha estado suficientemente cerca para fotografiar el núcleo de un cometa.
Hasta entonces, los astrónomos aficionados pueden seguir al cometa a medida que atraviesa la constelación Cassiopea en el cielo vespertino.

He aqui la carta para su localización que publica Sky & Telescope



Durante este periodo de luna nueva el cometa Hartley 2 pasa al sur de Cassiopea en el cielo verpertino. Los simbolos del cometa son a las 0:00 UT del día indicado.


Fuente www.astroseti.org


Salu2 a tod@s y Felicidades a Tona la ratona que cumplió años allá en colombia hace unos días


Mr. Moon.
La vida es un 10% como viene y un 90% como la tomamos.